Preguntas frecuentes

Se trata de viviendas en régimen de alquiler VPO para personas a partir de 60 años y personas con discapacidad (+ del 40% de discapacidad) que cuenten con plena autonomía funcional y quieran vivir independientes, pero con acceso a algunos servicios.

Una de las personas de la unidad familiar debe ser mayor de 60 años. También puede solicitarlo personas con discapacidad (más del 40% de discapacidad). Los residentes tienen que valerse por sí mismos. Por otra parte, los ingresos declarados en I.R.P.F. en vigor (base imponible más rentas exentas) tienen que ser inferiores a 5,5 veces el I.P.R.E.M., para los apartamentos tutelados de Pamplona, e inferiores a 2,5 veces el I.P.R.E.M., para los apartamentos tutelados de Ansoáin.

Los apartamentos tutelados no tienen las mismas características que una residencia. Las personas llevan una vida completamente independiente, pero reciben varios servicios básicos para facilitarles el día a día. Entre ellos, conserje, limpieza mensual, mantenimiento, educadora social, comida a domicilio opcional, acceso a zonas comunes y actividades socio-culturales. También se ofrecen otros servicios opcionales bajo demanda de los residentes.

Los apartamentos tutelados tienen unos precios de alquiler regulados, establecidos por el Gobierno de Navarra. Los residentes pueden optar a subvenciones para costear la mensualidad. Hasta un 25% de la renta en el régimen general y hasta un 75% en regímenes especiales.

En todos los apartamentos se realiza una limpieza mensual. Asimismo, nos ocupamos del mantenimiento regular de las zonas comunes. Los residentes pueden contratar un servicio adicional de limpieza.

La superficie útil de cada apartamento y la distribución está pensada para personas solas o parejas. Con más residentes, no cumpliría con las condiciones mínimas de habitabilidad.

Pese a que en el contrato y en el reglamento se indica que no es posible tener mascotas, está admitida la tenencia de mascotas de pequeño tamaño, siempre que se cumplan estrictamente las normas y no afecte a la convivencia con los demás residentes.

Aunque las viviendas tienen cocina equipada, los residentes pueden optar por el servicio de comedor, que se proporciona en cada domicilio. En el Edificio Irunlarrea existe la opción de utilizar el comedor. Se ofrece un menú saludable, específico para las personas mayores.

En horario laboral (de 9 a 17 horas), todos los apartamentos disponen de un servicio de conserjería que se ocupa de la limpieza, el mantenimiento y la atención de los residentes. Fuera de esas horas, existe un teléfono de asistencia hogar 24 horas para atender las circunstancias excepcionales. Por otra parte, tanto la médico como la educadora social están disponibles en horario laboral para ocuparse de la actividad general de los apartamentos.

Todos los apartamentos están completamente amueblados y equipados de acuerdo con las necesidades de las personas mayores. No obstante, los residentes que así lo deseen podrán llevar su propio mobiliario, siempre acorde con el espacio disponible y garantizando las condiciones de movilidad.

¿No encuentras lo que buscas?


* son campos obligatorios

¿Quieres mejorar tu calidad de vida?

Te invitamos a que conozcas los apartamentos tutelados. Completa este formulario para solicitar una cita sin compromiso.





* son campos obligatorios