El hecho de enviudar: el proceso del duelo

Cuando pensamos en nuestro futuro siendo jóvenes, es frecuente evocar la visión de una vejez apacible, acompañados por nuestra familia, hijos, nietos y por supuesto, nuestra pareja.  Imaginamos, según vamos cumpliendo años, que la etapa de vida, a partir de la jubilación, nos proporcionará un sosiego al que aspiramos durante nuestra larga vida laboral. Pensamos que seguiremos en nuestra casa, y al lado de nuestra pareja.

Cuidado de la vista en las personas mayores

Tanto la vista como el oído pueden presentar alteraciones en el proceso de envejecer y afectar de manera notable a nuestras relaciones. Estos dos sentidos, en particular, inciden con mucha frecuencia en esta etapa de la vida. Por ello, voy a proporcionarles unos datos generales y algún consejo para cuidarlos bien y prevenir o detectar, cuanto antes mejor, sus alteraciones. Pero quiero dejar bien claro que como oír o ver mal “son cosas que ocurren a las personas mayores”, acabamos asumiendo que “son cosas de la edad” y, por lo tanto, hay que resignarse a vivir con ellas. Tienen que saber que no es cierto, no tenemos que acostumbrarnos, sino vigilar por si nos aparece alguna deficiencia en estos campo, y actuar lo antes posible.

Promover y cultivar las relaciones sociales

Ya hemos hablado en numerosas ocasiones de una situación que se da con relativa frecuencia entre el colectivo de las personas mayores y que no es otro que la soledad. También os he comentado que este hecho produce más fallecimientos entre las personas de edad avanzada que el tabaco. Por eso hoy vamos a centrarnos en adquirir consciencia de este hecho y ver de qué manera podemos romper ese círculo vicioso que nos puede llegar a hacer muy dolorosa nuestra última etapa de la vida.

Guapas por dentro, guapas por fuera

Hemos comentado en anteriores ocasiones que la vejez no es una enfermedad. Es una parte del ciclo de la vida, en la que se van produciendo cambios en nuestro organismo. De esto sabemos mucho las mujeres: la adolescencia, la maternidad, la menopausia son parte de la fisiología femenina que nos ha generado cambios en nuestro cuerpo, y todas hemos sabido adaptarnos a ellos.

Vivir en sociedad

Espero que cada vez menos, pero todavía nos pesa la idea de que, a partir de la jubilación, una vez acabada la vida laboral, podemos “desconectarnos” del mundo. Esto es cada vez menos frecuente. Por el contrario, estamos viviendo tiempos en los que las personas jubiladas (pensionistas, jubilados, viudos-as), están haciéndose oír, convencidos de que aún tienen mucho que hacer en esta sociedad en la que todos vivimos.